NOS ROBARON TODO

Del frenético e incesante: “Se robaron todo”, como argumento privilegiado contra el kirchnerismo, me llama la atención el uso del “se”. Uno podría decir “Robaron todo” y listo. El “se”, reforzaría la idea de: “para sí mismos”, tal vez. 
Pero es evidente que ese “Se”, tibiamente en el lugar del “nos”, deben reforzarlo con énfasis y la vociferación.
Un más honesto y contundente “Nos robaron todo”, reclamaría explicaciones: ¿Qué es exactamente lo que nos robaron? ¿Qué nos falta que antes teníamos (antes del kirchnerismo) y ahora no?
Mejor aún: “Me robaron todo”, requeriría, sólo pronunciándolo, un análisis del propio despojo: ¿Qué me sacó el gobierno del 2003 al 2015, que yo antes tenía?
Sospecho que sólo una minoría minimísima, privilegiada desde los tiempos de la colonia podría esbozar una respuesta (Solamente porque creen que la riqueza acaparada y apropiada brutalmente no debe ser redistribuida).
Pero ahí está el pueblo, un hato de lúmpenes, siendo hablado por esa minoría. Repitiendo, como siempre.
Nos legó Patxi Vives.