LA SUPERUSINA EVITABA EL TREMENDO APAGÓN

 

 

LA SUPERUSINA EVITABA EL TREMENDO APAGÓN. Ha quedado claro, con las declaraciones de expertos técnicos y sociales, que lo sospechado por la población entera de Santa Cruz (exceptuando a los gorilas redomados): la provincia no sufriría las consecuencias del apagón catastrófico e histórico que la República entera soportó el domingo si el macricostismo no hubiera abandonado la superusina de Río Turbio. Un abandono producto del odio, odio ideológico y de clase que Eduardo Costa, mandamás político de la obra a la que le faltaba el 5% para estar en funcionamiento cuando se hizo cargo con su lacayo local; y Mauricio Macri, enfermo de tirria y envidia contra el pueblo peronista… Costa es Macri.

El 16 de junio, una fecha inolvidable: este domingo fue el Día del Padre, con familias sin comida de fiesta o amorosa conmemoración; comerciantes arruinados por pérdidas totales de mercadería perecedera con cadena de frío cortada y las expectativas de pagar el aguinaldo frustradas; y para colmo el saber que Santa Cruz tiene una Superusina que no se usa y podría haber evitado esos males a toda la provincia… Y una fecha inolvidable que este año significó el sexagésimo cuarto aniversario del bombardeo de Plaza Mayo por parte de la Marina y la Fuerza Aérea en su bautismo de fuego lanzando bombas y ametrallando a civiles indefensos hasta lograr matar a más de quinientos, y herir a más de tres mil. Tal vez el apagón sirvió o se provocó para evocar otra desgracia argentina que el maldito neoliberalismo gorila ha obligado a naturalizar con la acción e inacción cómplice de los medios de comunicación desde hace 64 años.  ¿Qué esconde el gobierno?

 

Macri luz 

¿Qué esconde el gobierno?

El histórico apagón que dejó sin energía eléctrica a la Argentina no pudo ser explicado por el Gobierno Nacional, el que tardó más de 7 horas para pronunciarse mediante una conferencia de prensa del secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, en la que solo se atinó a decir que: «No hay razones para que esto haya ocurrido, pero la realidad es que ocurrió». O sea, la nada misma. ¿El Gobierno desconoce las causas del inédito suceso o esconde información? El SADI (Sistema Argentino de Interconexión) está gestionado por la empresa Transener, privatizada por Macri y entregada a su amigo y testaferro, dueño de Pampa Energía, Marcelo Mindlin, lo que motivó una denuncia penal en 2018. A su vez, la empresa que conecta a Yaciretá con el SADI es Yacylec, histórica compañía del Grupo Macri, con impuestos adeudados a la AFIP por $46 millones de pesos. Yaciretá y Salto Grande desmintieron las versiones oficiales. ¿Qué esconde el Gobierno?

¿Más de 12 horas sin saber las causas? ¿Entre 10 y 15 días para poder tener más información? ¿Qué oculta el Gobierno?

Ante la ausencia de respuestas oficiales, las hipótesis se multiplican: ¿Falta de mantenimiento por corrupción del Gobierno y desvío de fondos millonarios (después de tarifazos de más del 1000%)? ¿Sabotaje o testeo de la debilidad estructural del sistema mediante un ciberataque (como le ocurrió a Venezuela bajo el ataque de los EEUU)? Esto último no debería descartarse cuando se acaba de conocer a través del New York Times que la inteligencia norteamericana habría implantado o intentando implantar malware en las redes eléctricas de Rusia, justamente para provocar un apagón masivo como parte de las guerras híbridas de última generación.

Otras hipótesis comenzaron a circular que relacionan el hecho con un accidente, error o decisión por parte de los alienígenas que suelen rondar por los lugares con instalaciones muy importante para el funcionamiento de la comunidad organizada de la humanidad… En fin.

macri-costa-solos-en-represas