La hilacha está en los detalles

ROQUELITO

Nos habían contado que Roquelito era un bobo, pero (aunque conocíamos al padre) no lo creíamos; los radicales nos tienen acostumbrados a cosas como ofrecerles funcionarios a todas las dictaduras; fomentar el odio hasta lo enfermo; o crear la doctrina de “hacer la plancha” en el gobierno (y en la defensa de sus principios históricos). Y este tipo de representantes impresentables, acorde con la vicepresidenta que instalaron con Macri (¿La Michetti es radical?) nos muestra que no hay límites para la boludez. En fin el concejal mostró la hilacha: un nabo importante.