La columna vertebral

taza-de-caf- 1

Dos conceptos de la política: los diputados peronistas y algunos de la oposición… como Lozano y los de Caleta, queriendo defender las instituciones con lealtad republicana, aguantando el peligro cuando empezaron a romper los vidrios y volar piedras en el interior de la sala de sesiones… Mientras, los radicales y algún otro busca azuzaban a las patotas que en la calle iniciaban hostilidades con una violencia incontrolada… La cuestión es que los golpistas no lograron amedrentar a los diputados, que se quedaron en sus bancas y se los sesionaron de parados…

“Desde afuera tiraban con de todo”, contó un testigo… Quisieron prender fuego al edificio… Cuando se enteraron que después de un cuarto intermedio sesionaron normalmente… No perdonaron a nadie… habían asustado a sus propios diputados, que rajaron… y se la agarraron con ellos… hubo una diputada que se quisieron comer… “¡Petera de Peralta!” le gritaban, aludiendo a su relación… Al rata Blassoto, que fue ministro de economía, le pedían cuenta de lo que dejó… y se llevó… el hombre, un rato antes había arengado a las patotas con la bronca del resentido que se pierde 283 mil motivos mensuales para estar enojado con los que lo sacaron del directorio de YPF… y está lo de la violencia familiar psicológica de género… En fin…

Y adentro también llovía… “¡Aquí no se rinde nadie!”, parecía gritar el presi Pablo González… emulando a Camilo Cienfuegos… mientras le daba la palabra a un diputado que iniciaba el debate… Se vio a un Pepe Bodlovic, estoico en su banca, que sostenía el ánimo de los compañeros con el ejemplo…

Me contaba mi tía, lo enojados que estaban en una radio… “Esa parejita, que hacen un trío de viejas histéricas con el zezeozo”, me decía… y así me enteré que los muy caraduras juzgaban e insultaban, ocultando que los primeros chorros son ellos… que se robaron la emisora FM de la escuela 19, que estuvieron presos y los echaron de la docencia… por ladrones que se quedaban con la plata de las publicidades (de Fomicruz y otros)… En fin, tengo una carpeta con pruebas, que ya voy a mostrar… Respaldados por el espía, extorsionaron a Peralta, que los hizo ricos comprándoles silencio… y ahora, no se sabe desde qué estatura moral insultan “gratuitamente” como basura que son… esas lauchas inmundas…

Hay otro tema bravón… Lo voy a investigar… tiene que haber fotos, filmaciones, alguna denuncia penal… ¿Tanta impunidad les da la prensa nacional?… ¿Tan jugados están en la búsqueda de un demencial golpe a las instituciones de la Provincia?… Se sabe quién los banca… Lo que no se sabe con certeza es: quiénes son… Quiénes invaden un hospital que atiende gratuitamente a más de cien mil habitantes… Invadieron, clausuraron, rompieron, agredieron… No creo que sean trabajadores… y menos de la sanidad… Y el perjuicio es para el pueblo… al que ellos agreden… Y el futuro dirá las consecuencias que estos desalmados provocaron… Una señora no logró ni con ruegos y ni amenazas que le hicieran la diálisis que le correspondía… un muchacho llegó accidentado y no quisieron enyesarlo… En fin… habrá que sumar esto al desastre de la gestión de los Peraltas… el curro hormiga de los materiales que después aparecían en consultorios o quién sabe dónde; o los tubos de oxígeno que iban a recarga a La Oxígena, volvía la mitad vacíos, y se pagaba todo… O el baño del Centro de Salud del San Benito… que pagaron 300 mil pesos ¡Por un baño!… Dividieron las facturas en cinco de sesenta mil, para evitar licitación… En fin, ya se sabrá o… silencio hospital…

Hasta la próxima.

Juan Carlos Bertebral