El Kirchnerismo como la Tercera Tiranía

Actualización Doctrinaria de la Derecha Argentina.

La Tríada Totalitaria

el-poskirchnerismo-mariano-grondona-17675-MLA20141630535_082014-O

Por Jeremías Moreno

Clase N° 1: El viejo verso de la tríada totalitaria.

“Señor Director: “El sábado, de paso por la Capital Federal, en las avenidas Caseros y Monteagudo, tuve la grata sensación de estar en 9 de Julio, ciudad donde vivo. Con alegría observé el paso de un camión de hacienda, común en mi ciudad, por ser una zona agrícola-ganadera. Pero al mirar con detenimiento, note que no trasportaba animales sino personas.
Estas muy bulliciosas, vivaban cánticos de actualidad. Me alegró ver esta integración entre la gran urbe y el campo. A pesar de que por mi profesión conozco algo del sector ganadero, no reconocí a la empresa responsable de este magnífico hecho de mancomunión con el sector agropecuario. La principal identificación del camión decía: La Cámpora.” Ing. Agr. M. Sc. Héctor G. Carta. DNI: 11.478.530”.
Esta carta de lectores que el Diario “La Nación” público el 1 de julio de 2009 nos retrotrae al viejo y conocido prejuicio del “aluvión zoológico”, pero esto no es solo la expresión pretendidamente irónica de un calificado lector del diario de los Mitre,  es sin dudas una prueba de cómo permanecen aún en nuestra sociedad prejuicios y antinomias que pensábamos superadas y que connotados políticos, pensadores y periodistas de la derecha argentina ha vuelto a incorporar en sus discursos diarios sin sonrojarse en lo más mínimo ante la exaltación de tan anacrónicas expresiones.
En los últimos tiempos asistimos a un resurgimiento de un  viejo discurso, que repite todos los tópicos que la burguesía argentina y sus intelectuales que las expresan, desarrollaron durante los primeros gobiernos de Juan D. Perón.
Y por lo tanto, lo que se ha dado en llamar Kirchnerismo, es asociado como otrora se hiciera con el peronismo a la violencia, el mal gusto, la incultura, la arbitrariedad en el ejercicio del gobierno y a una innecesaria división de la sociedad argentina.
Uno de los máximos representantes de la derecha argentina, como lo es el Dr. Mariano Grondona, ha publicado el libro “El Poskirchnerismo. La política de las nuevas generaciones.”, en el año 2009; donde aborda los dilemas de una nueva argentina luego del fin del Kirchnerismo que intuye desmoronarse rápidamente. Claro que en los últimos cuatro años han aparecido varios libros augurando el fin del ciclo K, que todavía no llega.
Incluso aquellos tristes personajes que en un asado en Entre Ríos, junto al gordito Alfredo de Angeli, brindaban con champagne por  la temprana muerte de Néstor Kirchner  un 27 de octubre de 2010 pensando que allí se terminaba el kirchnerismo, claro que la gente en la calle en esos días y en las urnas un año después les iba a demostrar que en realidad cuando ellos pensaron que se moría el kirchnerismo en realidad estaba naciendo.
Pero regresemos a la preocupación de Grondona: que es que el “antikirchnerismo” no caiga en la simpleza y cortedad de miras de lo que fue el “antiperonismo” del ’55; el Doctor desafía a los opositores a Kirchner –y trata de estimularlos– a una política superadora de la sociedad, como lo fue la oposición “antirosista” que en 1852 fundaron otro país, cuando derrotaron a Don Juan Manuel de Rosas, y reorganizaron la nación.
En una síntesis por demás simplista el Doctor Grondona escribe: “A lo largo de doscientos años de historia, la Argentina ha conocido tres etapas donde todo el poder se concentró en un solo hombre. Entre 1829 y 1852, ese hombre fue don Juan Manuel de Rosas. Entre 1945 y 1955, ese hombre fue el general Juan Domingo Perón. A partir de 2003 ese hombre ha sido el doctor Néstor Carlos Kirchner. Ya sabemos lo que paso con Rosas y después con Perón, pero todavía no sabemos lo que pasara con Kirchner.”  (Grondona, pág. 9)
Es una verdadera lástima que Kirchner, no se haya llamado Juan, como Rosas y Perón así le daba más rigor científico al pobre y mediocre análisis del Doctor Grondona, pero lo que sí instaló  por carácter transitivo, es que el Kirchnerismo,  es la tercera tiranía.
Ahora bien retomemos la asociación grondoniana, en la que logra colocar a Kirchner en esa trilogía de argentinos totalitarios (Rosas – Perón); la “idea” no es nueva, ya se aplicó sobre otros presidentes, leamos por ejemplo a Ezequiel Martínez Estrada, cuando se refiere a los “antecedentes del peronismo”, en su obra antiperonista “¿Qué es esto? Catilinarias”; allí dice: “Le fue fácil a Perón conquistar la plebe rosista e yrigoyenista que forcejeaba con salir a la luz. Hacía poco más de diez años había sido sepultada por el sector  conservador más crudo” (M. Estrada, pág.60) Martínez Estrada, en su propia trilogía, suma a Don Hipólito Yrigoyen, otro caudillo popular seguido por la “chusma”, al que sumaba a su odiado “tirano” contemporáneo en su época que era Juan Domingo Perón contra quien vomitaba su obra : ¿Qué es esto?.
Qué ironía, que estos “dictadores” impuestos por el voto en limpias elecciones, indignaran tanto a estos intelectuales, y por el contrario se sintieran tan cómodos y a gusto cuando verdaderos dictadores  pisotearon las urnas en el ’30, ’55, ’66 o ´76. Para pensarlo ¿no les parece?
Bien como verán nada nuevo bajo el sol. Espero que les haya servido la clase. Los espero en la próxima.